Nuestros hijos durante la edad escolar

Nuestros hijos durante la edad escolar

¿Qué cambios o cuestiones son esperables en nuestros hijos durante la edad escolar (6-12 años)?

Desarrollo físico

En esta etapa se da un crecimiento continuo hasta el momento en el que comienza el desarrollo puberal (en el caso de las niñas suele ser a los 10 años y en el caso de los niños a los 12 o 13 años).

Durante estos años, suelen tener buen apetito y sus patrones de sueño se estabilizan.

Es posible que aumenten las lesiones por accidentes debido a que se participa más en actividades físicas y tienen menos supervisión por parte de los adultos

Desarrollo intelectual

En esta etapa, son capaces de clasificar, trabajar con números, manejar conceptos de tiempo y espacio y pueden distinguir con mayor claridad entre la realidad y la fantasía. Son capaces también de descentrar su pensamiento, comprender la reversibilidad y el punto de vista de los demás, lo que les permite comunicarse de manera efectiva y ser más flexibles, que a su vez les prepara para desarrollar la capacidad empática. Sin embargo, su pensamiento aún está anclado en el aquí y ahora, y esto lo limita no pudiendo hipotetizar y proyectar una línea de pensamiento hacia el futuro.

Desarrollo social, emocional y de la personalidad

A nivel de socialización, el niño comienza a integrar su vida en el espacio escolar, por lo que las relaciones con los profesores y compañeros, así como la integración de normas y la aceptación de castigos, etc.; van a influir en la imagen que el niño vaya construyendo de sí mismo y quºé tan satisfecho se encuentre con la misma. Por tanto, un logro importante de esta etapa es el autoconcepto. Por otro lado, el niño comienza a regular su comportamiento no sólo para obtener lo que necesita, sino también para satisfacer las necesidades y deseos de los demás.

Es una etapa en la que están en busca de sí mismos, son capaces de ver lo que se espera de ellos y mezclan estas expectativas con la imagen que se han formado de su persona, o con la imagen que otros significativos (profesores o padres) les reflejen de ellos mismos. Esta última, servirá de espejo donde el niño verá aquello que los demás valoran y/o rechazan, impactando esta visión en su sensación de competencia y autoestima.

Además, tienen la capacidad de embarcarse en nuevas y desafiantes tareas, de las cuales es necesario que obtengan cierto nivel de satisfacción con lo logrado y que, además, estos logros sean reflejados para que surja la capacidad de competencia (capacidad para dominar las habilidades y completar los trabajos) y evitar así el sentimiento de inferioridad.

Desde el Centro de Psicología Neos entendemos que la etapa de edad escolar conlleva muchos cambios y nuevos estímulos para los niños. A su vez, somos conscientes de que saber actuar como guía en situaciones donde personas ajenas a la familia están involucradas, puede no ser fácil. Es una etapa compleja, donde se va construyendo el autoconcepto y se empieza a tener en cuenta a terceras personas, por lo que la consideramos como una parte muy importante de la base para un desarrollo adolescente y adulto sano.